viernes, 17 de septiembre de 2010

antropología posmoderna. Reynoso

Mi intervención será breve.
A partir de lo que leímos, podríamos dar cuenta de algunos aspectos de la antropología posmoderna:
-el relativismo cultural
-la importancia de la discursividad.
-las voces alternas.
-el <conocimiento situado>
-el descubrimiento del "otro" como un "nosotros"
-nuevas temáticas, nuevos abordes, nuevos discursos, nuevas maneras de armar discursos. y de ahí despego
La antropología posmoderna más allá de ser una revitalización de la antropología o más que ser el reflejo de la crisis insostenible que está teniendo las ciencias sociales, podríamos denotarla como una nueva antropología, donde las normativas y las tendencias dejan de responder a una sola motivación (o intentan dejar de responder a una sola motivación) su discurso lo alega. Situarnos como agentes cantantes, como afectados y afectantes, como observados y observadores, como subjetivos. Hoy por hoy la antropología posmoderna pretende desprenderse de los viejos patrones y de las viejas maneras de hacer antropología, se alegan las performatividades, los resquicios, el obedecer/mandando. La antropología posmoderna es dialógica, estruendosa pero a la vez trata de ser sensible, de decir lo que seas sin ser. Es una sola voz dentro del coro. la antropología posmoderna no intenta ser exclusiva ni excluidora. a lo largo de la introducción se tocan los principios de esta corriente de pensamiento (que no intenta serlo) sus "promulgadores", sus "voceros", sus "vanguardistas" hay que aclarar que la mayoría de estos "nuevos teóricos" no son antropólogos "duros" sino filósofos, hermeneutas o críticos literarios. Esto reformula la línea partida, donde el exotismo de los "otros" deja de ser tan atrayente como el propio exotismo. Podría hablarse de una sociologización de la antropología. De una performatividad discursiva. la antropología posmoderna que plantea Reynoso en la introducción de su recopilación me parece que queda corta. la posmodernidad antropológica es más que teoría, más que vanguarda, es "un situarnos" y desde ahí hablar, es reconocernos como agentes y actores, es plantearnos dentro de las dinámicas. Es ser humanos.

3 comentarios:

Trilce dijo...

(y recorde que deben de ser mínimo 500 palabras...)
El postmodernismo tiene ciertos origenes en los pensamientos europeos, se nutre del postestructuralismo que deviene de un pensamiento más filosófico/hermeneutico. Aunque Reynoso exprese que esta corriente sólo retomó algunos conceptos de Derrida (descontruccinismo), Foucault, Baudrillard, y que estos conceptos fueron maleados, lo mismo podríamos decir de sus aseveraciones, o de sus nulos trabajos de campo, en los cuales la esencia posmoderna se ve como una justificación para sus consignas utilitarias. Reynoso es de los "antropólogos" "posmodernos" que menos autoridad académica le denotamos, pues aunque el posmodernismo se trate de las "voces" alternas, hay voces que se han desgastado por acciones inconsistentes.
En esta introducción, se intenta hacer un esbozo sobre lo que el prologador cree que ha sido el devenir del posmodernismo y particularme del posmodernismo antropológico. Cuestiones más que discutidas por verdaderas autoridades en la deconstrucción de las ciencias sociales. El discurso que maneja en el prólogo es contrastante con su práctica, pues hay un dejo de desprecio en algunas estructuras sintacticas que utiliza, mas sin embargo el lleva acabo un antropología que aparta a los sujetos, la "nueva" antropología no busca suprimir a los sujetos, ni volverse una ciencia de simulación, donde los tecnografos sean las "autoridades" en lo referente a las dinámicas sociales. La antropología posmoderna busca retomarse a sí misma, reformularse lejos de los determinismos.

Edgardo dijo...

la antropologia posmoderna no sirve para nada. Los antropologos posmodernos deberian dedicarse a la poesia

Toto99 dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices Trilce y en parte de lo que dices Edgardo, con lo primero no, desde luego. Por una parte lo que argumentas Trilce, al respecto del profesor Reynoso, me parece acertado. Reynoso carece de práctica en la realización de etnografía posmoderna ya que tan sólo se limita a hacer una crítica de la misma. Por otra, debemos reconocerle el mérito de ser divulgador de esta corriente en habla hispana.
En cuanto a Edgardo pienso firmemente, como tú: "Los etnógrafos posmodernos deberian dedicarsea la poesía", ya que esta una de la formas que tenemos de plasmar el discurso etnográfico, aunque no el único. En lo que respecta a que la etnografía posmoderna no sirve para nada, es tu opinión, sólo te puedo invitar a que dediques tiempo a conocerla.
Actualmente me encuentro en la elaboración de una etnografía de corte posmoderno y estoy poniendo mucho énfasis sobre lo que apunta Tyler en referencia a no caer en la ideología de poder que supone la dicotomía observador/observado. Esto ya lo puso de relieve con empeño Foucault.
He de decir que no he encontrado ninguna etnografía posmoderna realizada en lengua española y que si me pueden facilitar algún aporte bibliográfico se lo agradecería.
Un saludo